Mi página personal e íntima (L’illa)

Entradas etiquetadas como “economía

Rodrigo Rato, el F.M.I. y la crisis (consulta el informe en castellano de su ineficacia) #economía #crisis #españa

El FMI hace una crítica demoledora de su actuación en la etapa de Rato

El Fondo puso a la banca de EE UU y a Islandia como ejemplos a seguirLas deficiencias internas y la autocensura impidieron prevenir la crisis. -No se prestó suficiente atención a las voces de alerta. –

La conclusión es demoledora: las deficiencias internas impidieron prevenir la crisis.

El Fondo Monetario Internacional vivió en una burbuja en la que reinaba el optimismo mientras se gestaba la mayor crisis financiera desde la Gran Depresión. Un informe interno hace una crítica despiadada a la actuación del organismo entre 2004 y 2007, un periodo en el que tuvo tres directores gerentes, pero que cubre toda la etapa en la que Rodrigo Rato estuvo al frente de la institución (del 7 de junio de 2004 al 1 de noviembre de 2007). La conclusión es demoledora: las deficiencias internas impidieron prevenir la crisis.

“El FMI no anticipó la crisis y, en consecuencia, no pudo advertir a sus miembros”, asegura el texto


“El FMI no anticipó la crisis, su ritmo ni su magnitud y, en consecuencia, no pudo advertir a sus miembros”, reconoce el informe de su auditor. El Fondo puso como ejemplo a seguir alguna de las prácticas más destructivas, desoyó las señales de alerta y tuvo una doble vara de medir. Mientras era muy duro con los países emergentes, se mostraba complaciente con los países ricos, en especial Estados Unidos, que acabó siendo el foco de la crisis.

Entre las causas que impidieron al FMI alertar sobre los riesgos, el informe cita múltiples deficiencias organizativas, batallas internas, falta de comunicación, sesgos analíticos, presiones políticas, autocensura, y falta de supervisión y control por parte de la dirección del Fondo. El informe, elaborado por la Oficina de Evaluación Independiente (IEO, por sus siglas en inglés) del fondo, reconoce que muchos de esos problemas no aparecieron con Rato, sino que se han ido arrastrando en el organismo durante más de una década. Rato, actual presidente de Caja Madrid, dejó el organismo año y medio antes de concluir su mandato por razones personales.

Los informes de evaluación del FMI no tratan de hacer un balance de los logros y los fracasos, sino básicamente de señalar lo que se hizo mal, lo cual introduce un sesgo negativo. Así ha sido con otros informes sobre la gestión de la crisis asiática o Argentina. Ningún otro organismo internacional ni las autoridades monetarias y supervisoras hacen ejercicios de autocrítica con una dureza comparable.

El informe se recrea en los errores de diagnóstico sobre el sistema financiero estadounidense

Fuentes próximas a Rodrigo Rato ven saludable ese ejercicio de autocrítica, pero indican, por otro lado, que el informe olvida que desde la crisis asiática las competencias de supervisión de la estabilidad financiera no correspondían al FMI, sino al G-7, y dentro de él al Foro de Estabilidad Financiera. Fue en otoño de 2006 cuando el FMI empezó a publicar informes de estabilidad financiera, un encargo que Rato hizo a Jaime Caruana. En esos informes del Fondo sí se alertó de algunos de los riesgos financieros, aunque no se acertó a ver sus repercusiones macroeconómicas.

Las mismas fuentes, además, señalan que el Fondo tiene una capacidad limitada para analizar la salud financiera de los países y que si las autoridades supervisoras de los mismos no le dan la información necesaria o, peor aún, le dan información errónea, el equipo del FMI no puede saber cómo están en realidad las instituciones financieras de esos países. En ese sentido, el propio informe de evaluación señala cómo el FMI intentó varias veces someter a un examen profundo al sistema financiero estadounidense y las autoridades nacionales se opusieron y lo impidieron.

Islandia como modelo

El informe que acaba de recibir el sucesor de Rato, Dominique Strauss-Kahn, pone ejemplos sangrantes al destacar, por ejemplo, que se pusiera a Islandia como modelo de un sistema financiero “robusto” y “resistente”. La historia de cómo la banca islandesa se derrumbó arrastrando al país a una grave crisis es de sobra conocida.

Pero hay errores más graves. El informe recuerda una y otra vez cómo el FMI llegó a recomendar a otros países avanzados que se siguieran las políticas y prácticas de innovación financiera de EE UU y Reino Unido, que acabaron con buena parte de sus sistema financiero en quiebra. El Fondo, en cambio, criticó a los bancos de Canadá (cuyo sector financiero quedó a salvo de la crisis) por no imitar esas prácticas y ser conservadores. Cuando la burbuja inmobiliaria en EE UU estaba a punto de tocar techo, el Fondo aún sostenía que la baja morosidad de las hipotecas residenciales, unida a la titulización del mercado hipotecario, sugerían que “el impacto de un frenazo del mercado de la vivienda sobre el sistema financiero sería probablemente limitado”.

El informe se recrea en los errores de diagnóstico acerca del sistema financiero estadounidense. “El sistema financiero de EE UU es resistente y está bien regulado” (2005). “Los principales bancos comerciales y de inversión tienen una sólida posición financiera y el riesgo sistémico parece bajo” (2007). “Los mercados han mostrado que pueden autocorregirse y que de hecho lo hacen (2007)”.

Riesgo de crisis inmobiliaria

El FMI se preocupaba por el déficit por cuenta corriente de EE UU, pero ponía a su sistema financiero como ejemplo a seguir, alababa las ventajas de la titulización -vender activos, generalmente préstamos, para que puedan ser negociados en el mercado- por su supuesta capacidad de diversificar riesgos y minimizaba el riesgo de una crisis inmobiliaria.

Con respecto al Reino Unido se repitieron los mismos errores. En su último análisis a fondo (fechado en 2006), el FMI aseguraba: “El sistema financiero del Reino Unido es uno de los más fuertes entre las economías avanzadas”. Y con la zona euro no acertó mucho más. En su informe del verano de 2007, justo cuando se avecinaba la crisis, su informe decía: “Las perspectivas son las mejores en años La economía está lista para un periodo de crecimiento sostenido”.

El sistema de supervisión del FMI, a partir de las revelaciones del informe, era muy superficial. Se partía de la base, explica, que los mercados gozaban por lo general de buena salud y que las grandes firmas financieras podrían capear cualquier temporal, lo que provocó que no hubiera un sentido de urgencia para hacer frente a la escalada del riesgo ni se preocuparan por su impacto. Tampoco se prestó la debida atención a los riesgos de contagio de una crisis con origen en las economías ricas.

En España sí acertó

Algunas de las voces de alarma vinieron del departamento financiero, donde Rato tenía a Jaime Caruana como hombre de confianza. También Raghuram Rajan, uno de los economistas más valorados por Rato, alertó sobre los riesgos de la innovación financiera. Esos riesgos tuvieron reflejo en los informes de estabilidad financiera, pero el informe presentado hoy concluye que quedaron eclipsados por otros informes optimistas y que el FMI nunca hizo un análisis profundo del problema ni le dio el seguimiento debido. El Fondo sí acertó al identificar la burbuja inmobiliaria en España, los problemas en algunos países pequeños y al prevenir sobre los desequilibrios globales que, en su opinión, podían provocar una fuerte caída del dólar y hundir a la economía global en una recesión. Pero no se trazó un vínculo con la acumulación del riesgo en el sistema financiero.

Además de resaltar los fallos de diagnóstico, el informe analiza la “compleja interacción de factores” que causaron esa pobre actuación del FMI. El informe cita el pensamiento grupal, la “captura intelectual”, la opinión dominante de que una crisis financiera era improbable en una gran economía avanzada, la falta de análisis adecuado, la débil gobernanza interna, la falta de incentivos para trabajar en común entre las diferentes áreas y exponer ideas críticas, las presiones políticas, la autocensura y un proceso de supervisión inadecuado como causas de los fallos.

Fuentes próximas a Rato creen que hay algo de cierto y algo de exageración en ese diagnóstico. La separación en departamentos es un problema que se arrastraba de tiempo atrás y Rato lo que hizo fue unificar las áreas de mercados y de finanzas en 2006. En cuanto a las supuestas presiones y problemas de autocensura, dichas fuentes recuerdan que nunca aparecieron en las encuestas internas, que Rato tuvo algunos enfrentamientos abiertos con varias autoridades nacionales y que promovió que se diese más notoriedad a los informes del Fondo sobre los grandes países. También consideran injusto que se eleve a categoría alguna declaración concreta de algún empleado sin mayor comprobación.

El informe agrupa esas causas del fracaso del FMI en cuatro bloques. En primer lugar, la debilidad analítica, no por falta de preparación del personal, sino por otros problemas. Así, se citan sesgos que tienen que ver con el pensamiento grupal, el consenso sobre la validez de la autorregulación y el mercado para evitar crisis financieras en países desarrollados. Además, reconoce lo que denomina “captura intelectual”, el hecho de que sus economistas eran de algún modo rehenes de la influencia de las autoridades de países avanzados. Además, sus enfoques analíticos y metodológicos fueron inadecuados.

Problemas de organización

En segundo lugar, el informe relata los problemas de organización, existentes desde la llegada de Rato al organismo. El FMI funcionaba en silos, en compartimentos estancos que evitaban que los departamentos y divisiones compartieran su información. El FMI también hace autocrítica de su cultura insular (que le impedía hacer caso de aportaciones externas) y del choque cultural entre sus macroeconomistas y sus expertos financieros.

Un tercer problema fueron las deficiencias de gobernanza interna. Los empleados entrevistados denuncian que lo que se esperaba de ellos es que confirmasen las ideas dominantes y que expresar opiniones críticas podía arruinar a uno su carrera. Expresar ideas conformistas no se castigaba aunque fueran equivocadas y los empleados tenían la impresión de que si expresaban opiniones críticas contra los grandes países serían desautorizados por la dirección. La alta rotación de personal y las batallas internas completaban el panorama.

El cuarto bloque de problemas era el de las presiones políticas, abiertas o implícitas, que acababan conduciendo a la autocensura. Muchos empleados creían que no podían ser críticos con los principales accionistas del Fondo (de los que el mayor es EE UU). “Los empleados percibían que en caso de desacuerdo, la dirección acabaría apoyando la posición de las autoridades de los países y no la de sus empleados”, dice el informe. Ese problema no se daba con los países pequeños, a los que era más fácil criticar y en los que el nivel de acierto fue mayor.

Crítica constructiva

Como indica Strauss-Kahn, el informe vuelve a poner de manifiesto que el FMI no estuvo a la altura de anticipar la crisis con la suficiente antelación ni de una manera efectiva. Y por eso espera que esta evaluación se tome como una aportación constructiva para mejorar la calidad de la supervisión.

Algunas de las reformas en curso responden a las inquietudes planteadas en la evaluación. En este sentido, se cita un nuevo ejercicio de alerta temprana y de vulnerabilidad para las economías avanzadas, una mayor integración del análisis y del mensaje del informe sobre perspectivas económicas y el de estabilidad, la elaboración de un informe regular sobre la estabilidad de países sistémicos así como de riesgo de contagio entre economías.

El FMI es franco respecto al pasado, y mirando al futuro admite que aún queda mucho por hacer. En este sentido, Strauss-Kahn cree importante que el organismo se capaz de aglutinar una mayor diversidad de ideas en sus análisis y trate de integrar las voces que difieren de la opinión general. En paralelo, se trata de conseguir que los analistas del Fondo “conecten puntos” a la hora de discernir el riesgo y las vulnerabilidades.

 

Anuncios

The Flaw, trailer(La Falla) o los orígenes de la crisis financiera

http://www.theflawmovie.com/index.html

Premio Internacional de ganar el director David Sington cuenta la historia de la burbuja de crédito que causó la crisis financiera, que ha traído sufrimiento a millones de personas. Abandonando explicaciones fáciles de banqueros codiciosos y los reguladores incompetente, esta película va a las raíces de las fuerzas que causaron los Estados Unidos y el Reino Unido para ser agarrado por la creencia de que todo el mundo loco podría precios ricos y los bienes se elevaría para siempre. David ha estado haciendo películas premiadas durante veinte años.documental última de David, En la Sombra de la Luna, que contó la historia de los astronautas del Apolo, se convirtió en uno de los lanzamientos de cine más revisados de 2007.

La falla que hizo quebrar la economía

El documental ‘The Flaw’, presentado en el Festival de Sundance, trata de comprender los orígenes de la crisis financiera.

El empobrecimiento de las clases medias, y no la codicia de Wall Street, fue el principal motivo de la crisis financiera que comenzó en 2008. Es la tésis que sostiene The Flaw(La falla), del director británico David Sington, uno de los documentales presentado a concurso en el Festival de cine independiente de Sundance (EE UU) que más expectación ha levantado. Sington ya fue Premio del Público en 2007 por En la sombra de la luna, un documental sobre las misiones Apolo de la Nasa.

“Lo que me atrajo de esta historia es la embiraguez de la página en blanco”, ha dicho Sington a la agencia Afp. “Podía hacer lo que quisiese, porque nadie sabe exactamente lo que sucedió”. Durante la producción de la película, el director habló con empresarios de Wall Street: “Fueron muy elocuentes acerca de las cosas que pasaron. Sin embargo, el por qué de la crisis, no tenían más idea que yo”.

En The Flaw las voces sobre lo ocurrido las ponen los economistas, los banqueros, los prestamistas y los brokers. Entre ellos analizan la actual situación económica a través de una visión histórica del capitalismo estadounidense durante todo el siglo XX. Sington rodó horas y horas de entrevistas y no fue hasta que reunió todo el material en la sala de montaje e hizo un estudio de los datos y estadísticas, que el director vio clara cuál era su conclusión sobre la crisis.

Para ilustrar el documental y explicar los orígenes de la crisis y los principios básicos del capitalismo, el director ha intercalado extractos de dibujos animados utilizados como propaganda anticomunista para los soldados estadounidenses en los años 50. “Creo que en aquella época, esta propaganda estaba basada en la realidad. Esto es lo que pasó en los años 50 y 60: todo el mundo se benefició igualitariamente del crecimiento económico”, ha dicho Sington.

The Flaw debe su título a las palabras que Alan Greenspan, entonces presidente de la Reserva Federal de EE UU, cuando estalló la burbuja inmobiliaria en octubre de 2008. Greenspan admitió ante el Congreso estadounidense que él mismo se había equivocado al poner tanta fé en el poder de auto corrección de los mercados libres y que había fallado en anticipar la naturalieza auto destructiva de los préstamos hipotecarios y de la burbuja que generó. Dijo que había encontrado una falla (en inglés, flaw) en su modelo de cómo funciona el mundo.



Los hechos de Murcia….con otra interpretación #murcia #política

En primer lugar antes de expresar alguna de mis reflexiones, e invitaros a leer un artículo que me parece perfecto de Ignacio Escolar llamado “La Culpa”, condenar sin paliativos todo tipo de Agresión ya sea física o psicologica o mediatica a personas o a colectivos.

Y a reglón seguido, ver como se distorsiona la realidad y se lleve a extremos insostenibles, viendo la viga en paja en el ojo ajeno y no la realidad del dia a dia, en la que voy a intentar poner sobre la mesa alguna causalidades.

  • En primer lugar el gobierno murciano está sufriendo las consecuencias de unas medidas duras de ajuste, pero como ya las sufrió el gobierno de Zapatero con sus medidas, movilizaciones, manifestaciones…y seguro que el lenguaje que se esta usando es por lo menos igual de duro que el que ha utilizado el PP este tiempo.  Puede ser que estas medidas sean como las que quiere promulgar el PP cuando llegue al poder y pero aún no las quiere hacer pública, o por ejemplo como las que tendrá que tomar el gobierno valenciano que es el que mayor deuda autonómica  arrastra. O como dijo Rajoy “…a lo mejor no le gustan a algunos, o no le gusta a mucha gente, o a nadie.»
  • Puede ser interesantes comprobar las televisiones públicas de valenciana (canal 9)  o madrid (telemadrid) que tipo de mensajes dan o como interpretan las noticias, que como denuncian  reiteradamente sus periodistas son tendenciosas e incitan al enfrentamiento partidista, entre comunidades por agua, lengua, infraestructura, reparto de fondos o cualquier tema que de rédito.
  • También podríamos ver como se han repartido las licencias de TDT, que gobiernos autonómicos las han dado y a quién se las han dado, y veríamos como intereconomia, libertad digital, popular Tv, han copado curiosamente en los gobierno gobernados por el PP, desterrando la pluralidad informativa y que tipos de mensajes lanzan a la ciudadanía.
  • Podríamos ver que por ejemplo en la comunidad valenciana, son reiterados los ataques que han sufrido las sedes de diversos partidos de izquierda, y que nadie ha hecho nada, no se ha detenido a nadie y no pasa nadie, y se esta atacando con estos ataques al estado de derecho.

La culpa

A Hermann Tertsch le rompió varias costillas un macarra de bar, pero la culpa –según el PP y su coro mediático– fue del Gran Wyoming. Al consejero  de Cultura de Murcia, Pedro Alberto Cruz, le han pegado una paliza tres animales, al parecer vinculados agrupos radicales violentos y al gamberrismo futbolístico, pero la culpa –según el PP– es del PSOE.

Al entonces ministro José Bono le agredieron en una manifestación de la AVT, un lamentable incidente en el que participaron dos militantes del PP. ¿Adivinan de quién fue de la culpa? Del PSOE, cómo no. No sé si recuerdan esta vieja historia. Primero Rajoy minimizó los hechos: “Lo sucedido no es nada comparado con lo que nos ocurrió a nosotros la víspera del 14-M”, aseguró. Y después llevó a juicio a los policías que interrogaron a sus dos militantes implicados. Los policías fueron condenados en primera instancia, pero después el Supremo los absolvió. Nadie del PP se disculpó.

Pero volvamos a Murcia, epicentro estos días de la crispación nacional. Nunca sobra la condena absoluta de la violencia ni el apoyo total a la víctima, así que toda mi repulsa para los cafres del puño americano –o lo que fuera que usasen– y mis mejores deseos para el consejero agredido. Pero la manipulación de este suceso por parte del PP y del gobierno murciano, al culpar de la paliza al PSOE y a los sindicatos, está siendo tan repugnante como la propia agresión. De los hooligans violentos no espero gran cosa; de los dirigentes políticos, sí. Un mínimo: saber distinguir una animalada como ésta de las legítimas protestas contra los recortes que está aplicando el endeudado gobierno de Ramón Valcárcel. Responsabilizar también a Rubalcaba por no poner escoltas –no todos los cargos públicos los llevan– es otra manipulación más. ¿Acaso el gobierno de Murcia solicitó una protección especial?

 


Rajoy va para humorista, dice que presentará su plan económico cuando gobierne, y que votaremos ???

Rajoy asegura que presentará un plan económico… cuando gobierne.

El presidente el PP, Mariano Rajoy, ha seguido hoy la senda de Aznar y ha continuado con su estrategia de calificar la situación económica española con gruesas palabras. El jefe de la oposición ha considerado hoy de “urgencia nacional” que se “produzca un cambio político en España”. En su opinión cuanto más se tarde en “dar la palabra a los españoles más caro nos va a costar a todos”.

José María Aznar en segundo plano detrás de Rajoy, en un reciente acto en Bruselas.AFP PHOTORajoy también se ha referido a la situación económica española como “muy dificil”. Durante el acto de clausura de la I Cumbre del PP en el Exterior, celebrado en León, ha considerado que la “grave crisis” que atraviesa el país no sólo es económica sino también “institucional”.

A su juicio, el Gobierno de España “hoy no tiene más objetivo que resistir donde está”, y lo deseable es que “los españoles pudieran hablar”, aunque “a fin de cuentas es una decisión que solo puede tomar el presidente del Gobierno”.

Si no quiere tomar esta decisión, ha pedido al Gobierno que por lo menos gobierne, y “a ser posible bien”, ya que “está instalado en la ceremonia de la confusión” y “esto es lo que genera una enorme pérdida de confianza fuera y dentro de España”.

En un discurso en el que no ha hecho mención a lo que dijo ayer el ex presidente del Gobierno José María Aznar sobre la intervención de “hecho” del Estado español, sí ha afirmado que no va a entrar “en detalles” sobre la situación de España, porque todos los conocen sobradamente.

Ha avanzado que, cuando gobierne, presentará en las Cortes Generales un “plan económico para cuatro años”, en el que se fijen los objetivos y se adelanten las medidas que van plantear, ya que considera que es la única manera de dar confianza.

Rajoy ha insistido en que su partido, además de apostar por la ley, la constitución y las reglas de juego, también quiere una España “fuerte y fiable, respetada en el exterior”. El líder conservador ha dado por hecho que el PP gobernará tras las elecciones generales y ha dicho que lo que tienen por delante “no va a ser fácil”, pero que el PP es una “fuerza con coraje y determinación” para afrontar los problemas.



Y cuales son las propuestas…el enigma del PP, avisados estamos

Rajoy dice:

Anunció que si llega a la Moncloa lo primero que hará será presentar un plan económico en el Congreso con una vigencia de cuatro años, «para que la gente sepa a qué atenerse». Y no será, precisamente, una decisión amable. Es más, Rajoy advirtió de que estas medidas «a lo mejor no le gustan a algunos, o no le gusta a mucha gente, o a nadie». Sin embargo, el líder del PP las defenderá porque «al menos dará seguridad y certidumbre, porque hay un Gobierno que sabe lo que va a hacer».

Y Cospedal dice: Vía Ignacio Escolar

Responde en rueda de prensa María Dolores de Cospedal, secretaria general de ese Partido Popular que siempre habla claro y llama a las cosas por su nombre: “Vamos a decir cuáles son nuestras propuestas. En nuestras propuestas hay austeridad y en nuestras propuestas hay sacrificio. Y en nuestras propuestas hay compromisos y cumplimiento de los compromisos. Y en nuestras propuestas, desde luego hay libertad, pero hay igualdad de oportunidades. Y en nuestras propuestas hay la defensa de un servicio público de calidad*, pero hay condena del despilfarro*”… Y en sus propuestas sólo falta un hada, un final feliz y un buen plato de perdices. Y dos huevos duros, que diría Groucho Marx. ¿Existe el programa del PP o es sólo otro animal mitológico, como los unicornios o el yeti? Lo veremos después de la publicidad, cuando hayan pasado las elecciones.

El sonrojante testimonio de De Cospedal es de esta semana. La tomadura de pelo ya dura casi dos años. El PP está haciendo lo imposible, hasta el ridículo, con tal de no detallar ni una sola medida económica realista –no, combatir los 100.000 millones del déficit recortando 17 millones en subvenciones a partidos y sindicatos no cuenta como “realista”–. Su estrategia está cantada: no hacer ruido, no vaya a ser que la izquierda despierte y se movilice a la contra. Mariano Rajoy prefiere esperar sentado a que la victoria caiga sola mientras el PSOE se desangra en esas reformas impuestas casi a punta de pistola. ¿Le funcionará? Contra la opinión mayoritaria, yo no lo tengo tan claro.

El programa del PP, de tanto ocultarlo, se está convirtiendo en el monstruo de una película de terror de serie B: ese bicho del pantano que asusta más por lo que no se ve que por lo mal que le sienta el maquillaje.

* Lo de servicios públicos de calidad, habrá que preguntarlo en Madrid y Valencia, lo mismo que el tema del despilfarro, hay que romper la falacia de que la derecha gestiona bien el dinero público, lo que hace es privatizar y abandonar los servicios públicos a su suerte…


 

 


Las desigualdades de riqueza y renta: causas y consecuencias de las crisis