Mi página personal e íntima (L’illa)

En cuestión de sexo, a ellas ya no les duele la cabeza #sexualidad #mujer

  • El 75% de las españolas está satisfecha con su vida sexual
  • Las portuguesas son las que mejor nota ponen a sus relaciones íntimas
  • La halitosis y la disfunción eréctil, principales inhibidores de la libido
  • Tres de cada 10 mujeres cree que su pareja ha tenido problemas de erección

Un 75% de las mujeres españolas reconoce estar satisfecha con su vida sexual y para un 81% tener unas buenas relaciones íntimas es muy importante para su vida. Los datos, procedentes del informe europeo sobre hábitos sexuales ‘Qué quieren las mujeres?’, realizado por la consultora internacional Strategy One con la colaboración del laboratorio Pfizer, demuestran que “la mujer ha empezado a asumir su propio deseo y su propio placer”, señala el sexólogo Vicente Bataller, director del Instituto Valenciano de Sexualidad.

[foto de la noticia]

Es más, cuanto más tienen, más quieren. Aunque la mayoría (68%) afirma practicar el sexo al menos una vez por semana a un 42% les gustaría aumentar esta frecuencia. Es decir, a ellas ya no les duele la cabeza, ya no ponen excusas para disfrutar bajo las sábanas. “Aquí no tuvimos la revolución sexual del año 68, porque en España estábamos a otras cosas, pero vemos que la sexualidad femenina ha evolucionado rápidamente y es equiparable a la de países como Suecia, que tienen educación sexual desde los años 50”, explica Bataller.

De hecho, de las 2.500 mujeres mayores de 18 años encuestadas en cinco países –Alemania, Austria, Portugal, Suecia y España– sólo las portuguesas están más satisfechas con su vida sexual (88%) que las españolas.

Sin embargo, a pesar de estos datos favorables, la sexualidad en España tampoco es para lanzar las campanas al vuelo, porque algunos aspectos siguen fallando. Los sexólogos admiten que falta comunicación en la pareja y más consulta con los especialistas.

Así que, a ellas no les duele la cabeza pero les ha comido la lengua el gato. “Parece que hablamos con naturalidad y libertad de estos temas, pero no con la pareja. En ese caso nos bloqueamos”, indica Miren Larrazábal, presidenta de la Federación Española de Sociedades de Sexología (FESS).

La disfunción eréctil, un tabú

La disfunción eréctil, que afecta a dos millones de hombres en el mundo, es uno de los problemas al que aluden las mujeres para no mantener relaciones sexuales. Cerca del 16% lo considera una importante barrera y tres de cada 10 chicas creen que su pareja ha experimentado alguna vez un problema de erección.

“Lo primero que hay que tener claro es distinguir lo que es un ‘gatillazo’, un episodio puntual que afecta a todos los varones alguna vez, de la disfunción eréctil, que perdura en el tiempo”, comentan los sexólogos, que añaden que “es habitual partir de un planteamiento incorrecto por el cual ellos, cuando sufren disfunción eréctil, ven peligrar su masculinidad, mientras que sus parejas creen que las culpables son ellas que ya no resultan suficientemente atractivas”.

Según Bataller, “los síntomas de este problema son muy claros y evidentes. Otra cosa es que el varón lo niegue o lo proyecte en el otro. Lo importante es reconocerlo cuanto antes y acudir a consulta”. Para Miren Larrazábal, “el hombre con disfunción eréctil ve amenazada su autoestima y prefiere evitar las relaciones por temor a fallar. Las mujeres piensan que tiene una aventura y uno por otro no lo hablan. Deben saber que es un problema de pareja, no individual”.

Además, el director del Instituto Valenciano de Sexología añade que “todo está muy centrado en el pene, en el ‘on/off’, cuando hay muchos más factores en la sexualidad y se pueden usar otras partes con el mismo placer”.

Los egocéntricos no gustan

Para que el deseo sexual se active necesita unos inductores, unos estímulos tanto externos como internos. Y al igual que necesita factores para poner en marcha la libido, hay otros que le ponen freno.

En relación a la personalidad y al estilo de vida del hombre, una de cada cinco mujeres considera que el egocentrismo es uno de los principales inhibidores del sexo (22%), seguido de la pereza (16%)la arrogancia (15%).

“Si sólo se ocupan de sí mismos, nos bajan la libido. Reclamamos la empatía y una relación a dos”, explica la presidenta de FESS. Asimismo “las mujeres no debemos de preocuparnos de satisfacer sólo al compañero, sino a nosotras mismas. Cada uno es responsable de su propio placer“.

Respecto a los inhibidores físicos, la halitosis -mal aliento- (29%), la disfunción eréctil (16%) y la eyaculación precoz (12%) son los que más afectan a las mujeres.

“Los amantes no nacen, se hacen. La sexualidad no es un instinto, sino un valor que hay que cultivar”, concluye Larrazábal, para quien “los problemas de cama se deben afrontar de forma positiva”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s